Local Church Budget

Available Language(s):


AUTHOR: NAD Stewardship
PRESENTER: Kermit Netteburg

In a story entitled, “A Modern Miracle,” Revel Papaioannou wrote in the 1999 women’s devotional about four families that comprised the small Adventist church in Berea, Greece. They offered potluck to 150 Adventist youth that were touring their country.


“A phone call informed us that the group would not be arriving before 3:00 p.m., so after church, all gathered in our home to await our guests. They arrived, ‘all 150 of them.’ “Lord,” I cried, “We’re really going to need a miracle if all these people are to be fed.”


After the blessing, the group leader requested that the 50 who hadn’t eaten anything for a day to go first. The remaining 100 could eat if there were any leftovers. “One hour later they had all had enough, and there was still food for at least twenty more people.”


We had the privilege of witnessing a twentieth-century version of one of Christ’s miracles on a hillside in Galilee. Christ fed a group of 5,000 men, plus women and children. He used a small boy’s lunch, freely given, and Jesus’ blessing multiplied until all were filled.

How do you suppose God will multiply the gifts that you give to His cause today?



AUTHOR: NAD Stewardship
PRESENTER: Louis Torres

En el devocional de damas de 1999 Revel Papaioannou escribió una historia titulada “Un milagro moderno”, acerca de cuatro familias que componían la pequeña iglesia Adventista de Berea, en Grecia; quienes decidieron ofrecer una comida para 50 jóvenes adventistas que se encontraban como turistas en su país. Había 150 jóvenes adventistas de la antigua Yugoslavia, el plan era que 3 diferentes iglesias adventistas acogerían a un grupo de 50 para una comida.


“Una llamada telefónica nos informó que el grupo no estaría llegando antes de las 3 p.m., así que después de la iglesia todos nos reunimos en nuestro hogar, para esperar a nuestros invitados. Llegaron," todos los 150 de ellos.” "Señor, yo grité, " realmente vamos a necesitar un milagro si todas estas personas han de ser alimentadas.”


Alguien pidió la bendición y el líder del grupo solicitó que los 50 que no habían comido nada desde el día anterior, comieran primero. Después, sí quedaba algo, los restantes 100 podrían también comer algo. Se comenzó con la cena y pronto todos estaban comiendo con avidez. "Una hora más tarde todos habían tenido suficiente, y aún había comida para al menos 20 personas más.”


Y así es cómo nosotros tuvimos el privilegio de presenciar una versión del siglo veinte, de uno de los milagros de Cristo en una ladera en Galilea. Cristo alimentó a un grupo de 5000 hombres, además de mujeres y niños. El usó el almuerzo de un niño pequeño, entregado libremente, y su bendición. . . multiplicada en esta humilde comida, hasta que todos fueron satisfechos, "¿Cómo crees que Dios multiplicará los dones que tú des a su causa hoy?



Key Words / Tags

Click a tag below to see related offertory readings.

Originally prepared for December 20, 2014

Back to OFFERTORY READINGS