Local Church Budget

Available Language(s):

No Video Available


AUTHOR: NAD Stewardship

Our Local Church Budget


A sixteen-year-old boy pulled up to the curb in a shiny, new car. Soon he was surrounded by excited friends.

A little boy exclaimed, “That’s a nice car. Where did you get it?”


“My brother gave it to me,” was his reply.


“Well, that’s the kind of brother I’d like to be!”


Do you see anything unusual with this comment? Most people would have responded, “That’s the kind of brother I’d like to have,” rather than, “I’d like to be.”


John 3:16 points out this principle of love above selfishness: “God so loved the world that He gave His only begotten Son. . . .” (NKJV). When we are motivated by love to give and to share instead of selfishly seeking things for ourselves, we will be blessed, and God’s work will be greatly strengthened.


Today as you give to our local church budget, remember the little boy who wanted to be like the brother who gave.


No Video Available


AUTHOR: NAD Stewardship

Nuestro Presupuesto de Iglesia Local


Un muchacho de dieciséis años de edad se detuvo junto a la acera, en un coche nuevo y brillante. Pronto se vio rodeado de amigos que estaban todos emocionados, haciéndole preguntas y dándole elogios.


Un pequeño niño de diez años exclamó: "¡Ese es un coche bonito! ¿De dónde lo sacaste? "


“Mi hermano me lo regaló,” fue la respuesta.


"Bueno, esa es la clase de hermano que me gustaría ser", respondió el niño de diez años.


¿Ves algo raro en esta respuesta? La mayoría de la gente hubiera dicho: "Ese es el tipo de hermano que me gustaría tener", en lugar de "me gustaría ser."

Juan 3:16 señala este principio de amor por sobre el egoísmo: "Tanto amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito". Cuando estamos motivados por amor para dar y compartir, en vez de buscar egoístamente las cosas para nosotros mismos, seremos bendecidos y la obra de Dios será grandemente fortalecida.

Hoy, mientras comparte para nuestro presupuesto de iglesia local, recuerde el pequeño niño, que quería ser cómo el hermano que dio, no una persona que siempre quiere recibir.